AR2016 Spanish 2017-09-13T09:13:40+00:00

INFORME ANUAL 2016

BIENVENIDO
MANTÉNGASE PARA VER NUESTRO AÑO EN REVISIÓN

MENSAJE DE LA PRESIDENTA Y DIRECTORA EJECUTIVA

Seguimos avanzando con nuestro ambicioso plan estratégico de ayudar a transformar las vidas de 20 millones de personas anualmente para el año 2020.

TENGO EL HONOR DE SERVIR COMO LA NUEVA PRESIDENTA Y DIRECTORA EJECUTIVA DE ESTA INSTITUCION TAN EXTRAORDINARIA

Hace algunos años fui consultora de PCI en Indonesia, trabajando con niños y niñas de la calle en los primeros días de la crisis del VIH/SIDA. La misma dedicación y pasión por servir a los demás que observé en ese entonces continúa aún en PCI a medida que construimos un legado de impacto duradero en las comunidades donde trabajamos en los Estados Unidos y alrededor del mundo.

El año pasado, nuestro trabajo ayudó a transformar las vidas de más de 10 millones de personas en 16 países, pero lo más emocionante aún es que estas personas continuarán promoviendo un impacto positivo en sus familias y comunidades en los años venideros. Esta es una de las cosas que más valoro de PCI – nuestro compromiso de trabajar con las comunidades para diseñar e implementar programas que empoderen a las personas para superar sus retos más difíciles.

Ya sea que trabajemos en colaboración con escuelas en San Diego para proteger a mujeres jóvenes de los peligros de la trata de personas, que brindemos vivienda y educación a niños y niñas que viven en las calles de Nueva Delhi, o que sirvamos desayunos nutritivos diariamente a más de 200,000 estudiantes en Guatemala, Nicaragua y Tanzania, nuestras acciones las desarrollamos a nivel local para garantizar que nuestros programas mejoren las vidas de las personas y que éstas continúen prosperando mucho después de habernos retirado.

En 2016, continuamos profundizando y ampliando nuestros programas en los países donde trabajamos y nos hemos ido convirtiendo en líderes en brindar asistencia técnica a socios en nuevos países. Por ejemplo, nuestro programa AfriScout, que utiliza información satelital para brindar mapas de la vegetación a grupos pastoriles tradicionales en Etiopía y Tanzania, recibió financiamiento adicional de $1 millón de dólares de parte de Google en 2016 para que se ampliara hacia Kenia.

Aun cuando obtuvimos grandes logros durante 2016, no estamos satisfechos. Seguimos avanzando con nuestro ambicioso plan estratégico de ayudar a transformar las vidas de 20 millones de personas anualmente para el año 2020. El éxito pasado y futuro de PCI se debe al apoyo de ustedes y al arduo trabajo y dedicación de nuestro personal y de las y los voluntarios alrededor del mundo.

Gracias por hacer posible nuestro trabajo y por colaborar con nosotros y nosotras para mejorar la salud, erradicar el hambre y superar las adversidades, ahora y en el futuro. Tengo mucho entusiasmo de poder trabajar con ustedes en los años venideros para cumplir esta fenomenal misión.

Carrie Hessler-Radelet
Presidenta & Directora Ejecutiva

MENSAJE DEL PRESIDENTE DE LA JUNTA DIRECTIVA

Diseñamos programas de la mano de las comunidades para superar sus desafíos de maneras culturalmente apropiadas, de modo que el impacto dure por muchas generaciones.

ES UN GRAN HONOR PARA MI SERVIR como Presidente de la Junta Directiva de PCI, después de más de una década de relación con esta esta extraordinaria organización. Estos son tiempos de emocionante crecimiento y oportunidad para PCI. Sin lugar a dudas, este año ha sido uno de los años de mayor impacto. Y los ingresos de $64 millones registrados este año representan nuestro mejor año financiero en la historia.

Sin embargo, sabemos que no se trata de los ingresos. Lo más importante es el impacto que generamos en las personas y comunidades a las que servimos en los Estados Unidos y alrededor del mundo. Juntos y juntas hemos transformado las vidas de más de 10 millones de personas en 2016, ya sea realizando exámenes cervicouterinos a mujeres en algunos de los más remotos rincones de África, o trabajando con familias agricultoras en Centroamérica para producir cultivos nutritivos, o empoderando a mujeres en India para que puedan cuidar y sostener a sus familias, o con muchas otras intervenciones. ¡Es realmente extraordinario; es realmente gratificante!

Como es bien sabido por todas y todos, PCI es una organización muy especial. Fundada en San Diego hace 55 años, PCI tiene ahora un alcance mundial con impacto duradero. Diseñamos programas de la mano de las comunidades para superar sus desafíos de maneras culturalmente apropiadas para que el impacto dure por muchas generaciones.

Hace muchos años trabajé como voluntario del Cuerpo de Paz en Etiopía. Durante ese tiempo fui testigo directo de la gran necesidad generada por sequías, hambruna e inestabilidad política. Fue ahí que reconocí el impacto que todos y todas podemos producir cuando decidimos aportar algo en beneficio de las y los demás. Este compromiso de servicio hace que la colaboración con nuestro personal, donantes y voluntarios y voluntarias en todo el mundo sea tan extraordinaria.

En nombre de la Junta Directiva, agradezco su colaboración y apoyo este año, a la vez que esperamos seguir trabajando con ustedes para lograr un impacto aún más grande en los años venideros.

Robert S. Sullivan
Presidente, Junta Directiva de PCI

Nuestra Misión:

La misión de PCI es empoderar a las personas para:

Nuestra Visión: Las personas más vulnerable en el mundo tendrán el poder de salir por si mismas de la pobreza y crear vidas activas y saludables para sus familias y comunidades, hoy y en el futuro.

La misión, visión y valores fundamentales de PCI son una continua promesa que hacemos a las comunidades con las que trabajamos, a nuestros donantes y a nosotros y nosotras mismas de que continuaremos impulsando la innovación que conduce a un cambio real, medible y duradero para las personas más vulnerables del mundo.

Nuestro informe anual 2016 demuestra como PCI está contribuyendo a generar un impacto duradero al cocrear soluciones que respondan a algunos de los mayores retos que enfrentamos globalmente en lo social, económico y ambiental.

El personal de PCI y más de 37,000 voluntarias y voluntarios alrededor del mundo, trabajan diariamente para empoderar a familias y comunidades permitiéndoles mejorar su salud, erradicar el hambre y superar las adversidades. Durante el pasado año, se le solicitó a cada oficina de país de PCI que identificara cuáles son nuestros valores fundamentales como organización. Fue maravilloso ver la sinergia que existe desde Botsuana hasta la India, de Nicaragua a Zambia.

Nuestra promesa a las comunidades que atendemos y a nuestros donantes es que actuaremos de acuerdo a los más altos niveles de integridad, que nos responsabilizaremos de rendir cuentas por el cumplimiento de nuestra gran misión, de tratar a todas las personas con el respeto que se merecen y de usar la creatividad para encontrar soluciones.

Nos enorgullece compartir con ustedes nuestros valores fundamentales:

INTEGRIDAD

Mantenemos los más altos estándares de conducta ética y profesional y valoramos la transparencia y honestidad en nuestras comunicaciones, acciones y relaciones.

RESPONSABILIDAD

Asumimos la responsabilidad de rendir cuentas por la calidad y los resultados duraderos de nuestro trabajo, así como de los compromisos que asumimos con nuestras y nuestros participantes, beneficiarios, socios, donantes y con nosotras y nosotros mismos.

RESPETO

Valoramos y celebramos los talentos, experiencias y perspectivas únicas y diversas de todos y todas, y tratamos a participantes, socios, donantes y colegas con respeto y sensibilidad.

CREATIVIDAD

Vamos más allá de las ideas y abordajes convencionales para que puedan florecer nuevas posibilidades e innovaciones que garanticen un cambio positivo, real y duradero.

Creando Impacto Duradero

PCI cree que siempre es posible lograr un cambio duradero y trabaja en colaboración con las comunidades para generar cambios y servir como catalizador para la acción sostenida.

La salud de una mujer durante el embarazo y al momento del parto es crucial para su propio bienestar y el desarrollo saludable de su bebé. Sin embargo, en muchos lugares el embarazo y el parto son momentos de gran riesgo para las madres y sus bebés. Y luego del parto, las familias tienen dificultades para mantener saludables a las nuevas mamás y a sus bebés.

En la pequeña aldea de Madhopur Naurangiya en Bihar, India, PCI trabaja con mujeres embarazadas quienes forman grupos de autoayuda para garantizar que sus bebés nazcan a través de partos seguros. PCI luego les brinda atención neonatal, inmunizaciones y otros servicios de salud y nutrición para apoyar a estas familias.

Este proyecto se llama Parivartan, que significa “transformación” en hindi. Y en efecto, esta aldea realmente se ha transformado a lo largo del tiempo. Las vecinas ahora les enseñan a otras mujeres embarazadas cómo prepararse para el parto y cómo cuidar de sus recién nacidos.

El gobierno de Bihar notó este cambio y ahora, a través de una colaboración con la fundación Bill y Melinda Gates, el modelo está siendo integrado completamente al programa de desarrollo de medios de vida rural, Jeevika, para multiplicar su impacto.

Para 2020, más de 15 millones de mujeres en Bihar tendrán empoderamiento social y económico y el apoyo necesario para adoptar hábitos más seguros y saludables para ellas y sus recién nacidos.

En el otro lado del mundo, en Guatemala – en colaboración con la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (OFDA/USAID) – el proyecto “Barrio Mío” de PCI está creando barrios urbanos más seguros frente a inundación, terremotos y otros riesgos y situaciones de shock.

Rosalba Ayala es madre de seis hijos y vendedora ambulante de comida en Mixco, Guatemala. Su casa y vecindario a menudo se inundaban con aguas residuales no tratadas durante la estación lluviosa, creando riesgos de salud y de deslaves.

Rosalba utilizó el aprendizaje que obtuvo con PCI para organizar a miembros de su comunidad para reconstruir la infraestructura erosionada e instalar un sistema de agua potable y drenajes para aguas pluviales. El riesgo de enfermedades transmitidas por el agua y de desastres se redujo significativamente y el sector privado está invirtiendo más en la zona.

Barrio Mío está funciona ahora en seis municipalidades con el apoyo de 40 socios locales. El gobierno de Guatemala ha adoptado el modelo de PCI como una política nacional para abordar el crecimiento urbano no planificado y los riesgos de desastres asociados con este crecimiento, creando así comunidades seguras y productivas, y familias saludables para las futuras generaciones.

Ahora que soy parte del grupo de autoayuda entiendo la importancia que tienen los y las proveedoras de servicios de salud y ahora hemos empezado a escucharles; es beneficioso para la salud de mujeres, niños y niñas.

– KAUSHALYA DEVI, PARTICIPANTE PROGRAMA PARIVARTAN

PCI hizo posible que pudiéramos capacitar a nuestros voluntarios y voluntarias, mejorando sus habilidades para que pudieran cubrir a más personas con servicios de VIH/SIDA

– PARTICIPANTE DE ESTUDIO, PROGRAMA CONSTRUYENDO PUENTES

Midiendo el Impacto Duradero

El compromiso de PCI con la sostenibilidad y la medición nos hace una organización pionera entre nuestros socios y nuestro trabajo de sostenibilidad posproyecto está poniendo en práctica ese compromiso.

PCI tiene el compromiso de implementar proyectos que empoderen a las personas con las herramientas y recursos que necesitan para construir una vida mejor para ellas, sus familias y comunidades. Para hacerlo necesitamos captar a lo largo del tiempo los desafíos, éxitos, fracasos y el impacto obtenido.

Entre 2008 y 2011, PCI trabajó en Botsuana con 13 organizaciones comunitarias que operaban escuelas y programas para miles de niños y niñas huérfanas y vulnerables que habían perdido a sus padres y madres a causa del VIH; mucho de ellos y ellas también eran VIH positivos.

Con el apoyo de USAID, el programa Building Bridges (Construyendo Puentes) de PCI fortaleció las capacidades de estas organizaciones para brindar servicios de manera más efectiva, cubrir a un mayor número de personas, desarrollar mayor eficiencia en sus operaciones e incrementar el apoyo de fuentes públicas y privadas para continuar realizando su trabajo.

En 2016, PCI regresó para ver cómo les estaba yendo a esas organizaciones, usando las mismas preguntas de encuesta utilizadas al momento del cierre del programa en 2011. Luego de cinco años, diez de las organizaciones han prosperado -duplicando, triplicando y a veces hasta sextuplicando el número de niños y niñas que atienden cada año. Muchas extendieron sus servicios para cubrir a adolescentes y adultos que viven con VIH/SIDA, otras se enfocan en servicios más especializados que se requieren para servir mejor a sus comunidades, como la atención con cuidados paliativos.

Una de las mayores dificultades para estas organizaciones es encontrar apoyo local. En nuestro estudio, una de las organizaciones dijo, “PCI nos dio la convicción y la confianza de que podíamos tocar las puertas de organizaciones grandes para buscar patrocinios. Aún mantenemos esa convicción”.

¿Por qué PCI regresa cinco años más tarde a ver los programas? Porque queremos asegurarnos de que fuimos efectivos en crear impacto duradero en las comunidades en las que trabajamos, así como para obtener lecciones aprendidas para mejorar nuestros programas y lograr un impacto aún mayor con nuestros socios locales que dure por generaciones.

Estableciendo Alianzas para un Impacto Duradero

PCI está orgullosa de empoderar a niñas para superar las dificultades que enfrentan, para tener éxito y salir adelante.

PCI nació en 1961 cuando un joven doctor en San Diego empezó a trabajar cruzando la frontera entre Estados Unidos y México para brindar a niños y niñas de escasos recursos la oportunidad de un inicio saludable. Hoy en día continuamos con ese trabajo en los Estados Unidos y alrededor del mundo.

El año pasado, PCI trabajó en colaboración con comunidades y organizaciones locales en las zonas fronterizas de Arizona, California, Nuevo México y Texas, garantizando ese inicio saludable para más de 4,000 madres y sus bebés.

A través de esta gran colaboración con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, mujeres latinas de bajos recursos aprenden maneras de cuidar a sus recién nacidos, incluyendo la importancia de la lactancia materna y las inmunizaciones. También reciben capacitación en planificación financiera, principios básicos de computación y otras habilidades laborales que les permita proveer para sus familias.

Como resultado de nuestros programas en San Diego, el 99% de las madres del programa cuentan con seguro médico y el 98% de las mujeres, bebés, niños y niñas reciben chequeos médicos regulares.

Otro elemento del inicio saludable para niños y niñas consiste en protegerles de los peligros del a trata de personas. San Diego está considerada por el FBI como una de las principales “áreas de alta intensidad de prostitución infantil”, pero PCI está trabajando para cambiar esto.

PCI trabaja en coordinación con las escuelas del condado de San Diego, la oficina del Fiscal de Distrito y los Boys and Girls Clubs locales para implementar el programa Girls Only! (¡Solo Chicas!) que empodera a niñas a amarse y honrarse a sí mismas. Ofrecemos capacitación y habilidades para encontrar alternativas a relaciones abusivas que a menudo empujan a estas niñas a la trata de personas, a padecer violencia sexual y al abuso de substancias.

A la fecha, se ha capacitado a más de 500 personas miembros de la comunidad y líderes locales para que le enseñen a las niñas a evitar comportamientos de riesgo.

Diariamente, camino a su escuela en el barrio Encanto en San Diego, Jasneek, de 11 años de edad puede ser abordada por gente peligrosa, incluyendo traficantes de personas, pero gracias a su experiencia con ¡Solo Chicas! ella tiene la confianza de resistirse y una oportunidad para un brillante futuro.

Estoy muy agradecida con el programa Inicio Saludable. Como madre soltera sé que mi hija y yo tendremos la oportunidad de un futuro mejor.

– PARTICIPANTE DEL PROGRAMA INICIO SALUDABLE

Creando Impacto Duradero con Soluciones Climátiacamente Inteligentes

La tecnología y la innovación están promoviendo soluciones para mejorar las vidas de las personas alrededor del mundo.

Cada año, millones de personas de comunidades pastoriles en África deben caminar por días con su rebaño para buscar pastos y agua disponible, lo que se ha vuelto cada vez más difícil debido al cambio climático y las sequías.

Estas comunidades pastoriles dependen en gran medida de información transmitida de boca en boca, del conocimiento local y de exploradores que se adelantan para buscar pastos, pero estos métodos se están volviendo cada vez menos confiables. Durante los últimos tres años, PCI ha provisto de mapas satelitales de la vegetación a las comunidades pastoriles en Etiopia, y ahora de Tanzania, para que sepan de antemano hacia dónde pueden dirigir a los rebaños de los que tanto dependen para su alimentación y subsistencia. Los resultados han sido fenomenales ya que la mortalidad en los rebaños se redujo a la mitad durante el primer año.

Pero la impresión de mapas es alo difícil de sostener y ampliar, por lo que nos propusimos poner esta vital información en las manos de las comunidades pastoriles en tiempo real. Gracias a Google.org, PCI ha desarrollado una aplicación móvil para acceder a estos mapas, que son actualizados constantemente, a través de teléfonos inteligentes. Al juntar en el mismo cuarto a líderes de las comunidades pastoriles y a expertos técnicos, creamos las características más valiosas para el usuario final, incluyendo pastizales y agua disponible, geoubicación y otra información importante.

La primera versión de nuestra aplicación móvil AfriScout se lanzará este año en Etiopia, Tanzania y Kenia, con planes de ampliarla a otras partes de África.

Hacia el sur, en Malawi, los efectos de El Niño y el cambio climático también están teniendo impactos reales. Los campos alrededor del lago Malawi están en riesgo de inundaciones, deslizamientos de tierra y erosión, dificultando la producción de alimentos.

PCI trabajó con comunidades para utilizar drones y crear mapas SIG con el fin de determinar dónde deberían colocarse diques y zanjas, así como los puntos más apropiados para la instalación de pozos y reservorios. Estos esfuerzos están aumentando la productividad agrícola, recargando pozos y garantizando que suficiente agua de lluvia entre al sediento suelo hoy y en el futuro.

Los mapas nos ayudaron a tomar decisiones más acertadas. Ahorramos tiempo y energía buscando los lugares correctos con mejor pasto. Gracias PCI.

– HASEN HAMED, LIDER DE PASTORIL, TELELAK, ETIOPIA

Empoderando a las Mujeres Para Crear Impacto Duradero

Las mujeres son una parte vital de las soluciones a la pobreza global. Promover su desarrollo económico y social mejora las vidas de niños y niñas y familias, a la vez que incrementa la productividad y construye comunidades fuertes.

Este concepto es ejemplificado por Lemmy, una viuda con nueve niños y niñas en Tanzania. Después de la muerte de su esposo, Lemmy recibió ayuda de su familia para cuidar su granja y su ganado, pero con la sequía lo perdió todo.

Al tener que mantener sola a sus hijos e hijas, Lemmy se unió a uno de los grupos de Mujeres Empoderadas (grupo ME) de PCI, en donde aprendió habilidades de administración, presupuestación y liderazgo de pequeños negocios. Con un pequeño préstamo del grupo, Lemmy pudo mantener la educación de sus hijos e hijas, y con otro préstamo de 300,000 shillings (US$137), abrió un negocio de crianza y venta de pollos en su comunidad. Ella también es costurera y tiene una pequeña parcela de maíz.

Hoy en día, Lemmy sigue prosperando y se ha vuelto una Facilitadora Comunitaria que supervisa ocho grupos ME. Ella es una líder en su comunidad y motiva a otras mujeres a que se unan a los grupos ME y puedan tener acceso a los beneficios económicos, sociales y emocionales que brinda el programa.

Los grupos ME en todo el mundo han ahorrado cerca de $4.2 millones de dólares entre sus 470,000 integrantes y se han entregado un total de $3.5 millones de dólares en préstamos. Un estudio de los grupos ME de PCI en Etiopia encontró una reducción del 10% en el nivel de pobreza de las integrantes durante un período de un año, y el 18% de las mujeres ahora dicen contar con los recursos para enviar a sus hijos e hijas a la escuela.

PCI está trabajando con el sector privado para lanzar Vías para Generación de Riqueza, con el fin de permitir a las mujeres mayor acceso a los mercados y que conviertan sus ahorros, préstamos y emprendimientos en medios de sustento significativamente mejorados. En Malawi, PCI identificó productos de alta demanda como cabras, palomas y gandules para que las integrantes de los grupos ME inviertan. Ahora estamos trabajando con empresas locales para incluir a las integrantes de grupos ME como parte de sus cadenas de valor, ofreciendo así un mercado floreciente para los productos y servicios de las mujeres.

Durante el próximo año, Vías para la Generación de Riqueza se ampliará a otros países, aprovechando el potencial que tienen las mujeres emprendedoras de transformar vidas y el potencial económico de los mercados en desarrollo.

Recibí un pequeño préstamo del grupo ME y mi negocio me ha dado lo suficiente para enviar a mis siete hijos e hijas a la escuela.

– ANYALEM, PARTICIPANTE DE GRUPO ME

Construyendo Impacto Duradero Para Futuras Generaciones

Una de las mejores formas de demostrar el impacto duradero de PCI en nuestros programas es la manera en que medimos la sostenibilidad de nuestros programas de alimentos escolares en Guatemala, Nicaragua y Tanzania, financiados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

PCI provee más de 200,000 comidas escolares diarias porque aquellos niños y niñas que están bien alimentadas tienen mayor capacidad de aprender, mejores niveles de lectoescritura y mayores probabilidades de permanecer en la escuela y romper el ciclo de la pobreza.

Para hacer que las escuelas reciban apoyo de sus comunidades, realizamos evaluaciones periódicas en cientos de escuelas cada año, asignando puntajes por resultados y usando esa información para desarrollar buenas prácticas. Muchas comunidades en Tanzania están ahora asumiendo la responsabilidad de proveer una o dos comidas a la semana en las escuelas, volviéndose gradualmente en autosostenibles con más padres y madres involucradas en la educación de sus hijos e hijas.

Las escuelas que se gradúan temprano sirven como ejemplos positivos para otras. Este enfoque de evaluar la preparación nos permite tomar valiosas lecciones aprendidas para transformar la sostenibilidad en algo concreto y factible, con el fin de que cada escuela participante esté preparada para continuar su programa de alimentación escolar al momento de que el proyecto finalice.

Es cuando das de ti mismo cuando realmente das.

— KAHLIL GIBRAN

2016 Elementos Financieros Destacados

AF2016 AF2015
APOYO E INGRESOS
Apoyo en efectivo 53,999,966 53,841,967
Apoyo distinto de efectivo 9,657,574 9,431,434
Total de Apoyo e Ingresos 63,657,540 63,273,401
GASTOS
Programas y Apoyo de Programas* 57,240,870 50,217,634
Administración y General 7,323,951 8,461,426
Recaudaciones de fondos 826,265 793,894
Total de gastos 65,391,086 59,472,954
CAMBIOS EN ACTIVOS NETOS
No restringidos 40,564 10,093
Temporalmente Restringidos* (1,862,291) 3,710,494
Permanentemente Restringidos 88,181 79,860
ACTIVOS NETOS
Inicio de año 7,924,126 4,123,679
Fin de año 6,190,580 7,924,126

FUENTES DE INGRESOS AF2016

ASIGNACIÓN DE RECURSOS AF2016

*La diferencia en los fondos Temporalmente Restringidos constituye una reducción neta debido a la ejecución de fondos recibidos en años anteriores. Programas y Apoyo de Programas incluye $2,399,000 and $2,597,000 en costos de apoyo a programas durante los años finalizados en septiembre 30, 2016 y 2015 respectivamente. En los estados financieros auditados de PCI que se pueden encontrar en el sitio web de PCI, estos costos van incluidos en administración y general.

Gracias a Nuestros Donantes

LOS LOGROS DE PCI no hubiesen sido posibles sin el apoyo de personas fundaciones, corporaciones, gobiernos y socios que creen e invierten en nuestros programas.Si por error omitimos su nombre de nuestra lista de donantes, o si desea aparecer de manera distinta en futuras listas de reconocimiento, puede contactar a Corey DiTommasso a la siguiente dirección: cditommasso@pciglobal.org.

En memoria de

BERTHA SANCHEZ

7 de febrero de 1938 – 7 de octubre de 2016

Bertha Sanchez fue una de las primeras voluntarias de PCI, sirviendo como enfermera en 1964 en nuestra clínica médica flotante en Hong Kong, con nuestro fundador, el Dr. Jim Turpin. Después de Hong Kong continuó sirviendo en Guatemala, Indonesia, México, Vietnam y los Estados Unidos. Bertha dedicó su vida a atender a los demás y fue una entusiasta y poderosa promotora comunitaria que creyó profundamente en hacer el bien. Es un gran honor para nosotros que Bertha haya dado a PCI tanto de su generoso espíritu. A como dijo el Dr. Turpin, “a PCI le irá muy bien gracias, pues está cimentada de manera significativa en el fenomenal ADN de este bello ser humano”.

BILL MCQUINN

31 de mayo de 1927 – 16 de octubre de 2016

Como director de la Caminata por la Humanidad en su pueblo natal de Jackson, Mississippi, desde 1974 hasta 1992, el Dr. William (Bill) McQuinn recaudó una cantidad significativa de fondos para PCI y concientizó sobre nuestra misión.
Bill se unió a nuestra Junta Directiva en 1975, sirviendo en varios comités y como Presidente de la Junta Directiva. Él y su esposa Janie visitaron varios de los programas de PCI en África y regresaron con la firme convicción de que “todos y todas podemos servir como catalizadores para hacer del mundo un lugar mejor, una persona a la vez”. Tanto Bill como Janie demostraron claramente que ese principio guiaba sus vidas y estamos tan agradecidos con ellos.

ANNE SCHMIDT OTTERSON

17 de agosto, 1933 – 25 de noviembre, 2016

Anne Otterson fue una lideresa comunitaria muy reconocida. Escritora, extraordinaria chef, filántropa, madre dedicada de tres, abuela de seis y amiga querida de PCI. Como receptora de una beca Fulbright, Anne utilizó su gran intelecto y agudo ingenio para luchar por lo que creía y en PCI tuvimos la gran fortuna de que nos haya elegido para reflejar en nosotros su brillante luz.

Por casi dos décadas, Anne fue una defensora incansable de PCI y de nuestros esfuerzos para mejorar las vidas de niños, niñas y familias alrededor del mundo, ya sea sirviendo como Presidenta de la Junta Directiva, Presidenta de la gala Manos Cruzando las Fronteras, o como embajadora de PCI ante la comunidad en general. Anne viajó a más de media docena de países para ver el trabajo de PCI en el campo, y en el camino motivó a nuestro personal, a voluntarios y voluntarias y a las comunidades que servimos.

Luego de su visita a PCI India, Anne dijo, “las caras de niñas y niños, de mujeres y de las familias se quedarán grabadas en mi mente para siempre… PCI está atacando la pobreza global en la forma correcta: trabajando con las comunidades para liberar sus potenciales”.

Anne nos demostró que la fuerza de una mujer puede cambiar el mundo.

Donantes Destacados

Google.org y PCI creen en la adopción de innovaciones para atacar algunos de los desafíos más grandes del mundo y lo estamos probando en África Oriental al poner información satelital de la vegetación en las manos de comunidades pastoriles para que puedan tomar decisiones vitales sobre dónde llevar sus rebaños en medio de un clima cambiante. Luego de ver nuestros resultados iniciales en Etiopia, donde las muertes en los rebaños se redujeron a la mitad en un año, Google.org aportó capital semilla para que PCI se ampliara a Tanzania. Cuando PCI empezó a explorar formas de escalar el proyecto aún más con una aplicación móvil, Google.org sugirió un “sprint de diseño” para juntar a expertos en tecnología y líderes pastoriles. El resultado fue la aplicación móvil AfriScout, que se lanzará este año en Etiopia, Tanzania y Kenia, con planes de expansión hacia otras partes de África con monto adicional de $1 millón de dólares aportado por Google.org.

Mujeres Unidas por el Cambio es un grupo de mujeres que hacen mercadeo en redes con una visión de apoyar a otras mujeres emprendedoras alrededor del mundo. Iniciando con 40 mujeres que cubrieron sus redes individuales para apoyar a los grupos de Mujeres Empoderadas de PCI en el municipio de Santa Cruz Barillas en Huehuetenango, y el municipio de Mixco en Guatemala; ahora cuentan ya con 2,000 participantes y han donado más de $170,000. Cinco de estas extraordinarias mujeres visitaron Guatemala el año pasado para ver los resultados. Con el apoyo de Mujeres Unidas por el Cambio se han establecido 100 grupos ME con más de 1,300 integrantes y estos grupos han ahorrado más de $23,000 dólares para invertir en sus comunidades y sus propios emprendimientos. Ahora Mujeres Unidas por el Cambio está incrementando su apoyo en dos comunidades del departamento de Guatemala para continuar empoderando a mujeres y niñas alrededor del mundo.

Cuando Eric Sanders decidió que quería apoyar esfuerzos humanitarios internacionales, lo hizo utilizando un enfoque de negocios, investigando en dónde su contribución sería utilizada de manera más efectiva y con la mayor rentabilidad. Eric se reunió con nuestro equipo ejecutivo y personal gerencial, asistió a una reunión de la Junta Directiva de PCI y viajó al campo para ver el impacto de nuestros programas antes de tomar la decisión de apoyar a PCI. Desde entonces, la Fundación Filantrópica de la Familia Sanders ha realizado significativas contribuciones financieras a PCI, pero la colaboración va más allá de eso. Eric es generoso en aportar su experiencia de negocios y ofrecer buena asesoría. Ha visitado los programas de PCI en Bolivia, Nicaragua y Sudáfrica, presentando a PCI con 50 miembros de su familia. De hecho, él ha exigido que estos viajes sean obligatorios para todos los miembros de la Junta Directiva de su fundación. PCI espera que la colaboración con Eric y la Fundación Filantrópica de la Familia Sanders siga creciendo en el futuro.

VER LISTA COMPLETA DE DONANTES

Gracias a todas las personas, Empresas, Gobiernos y participantes que creyeron en PCI e invirtieron en nuestros programas en el 2016

logo-white